Noviembre 2013

Ecuador, País de Orquídeas

Por: Arcadio Arosemena
Socio Honorario de la Asociación Ecuatoriana de Orquideología

Estamos felices, porque se ha hecho un merecido reconocimiento a la labor de las Asociaciones de Orquideología de nuestro país, que desde hace 39 años vienen estudiando, propagando y conservando nuestras especies de orquídeas y difundiendo su conocimiento durante las innumerables exposiciones y conferencias en las que han participado sus miembros, realizadas en los cinco continentes, aportando su tiempo y sus propios recursos, haciendo conocer al mundo los resultados de los estudios científicos realizados desde que en el año 1.790 el científico Thaddaus Haenke se detuvo en Guayaquil en su viaje por la costa pacífica de América del Sur, recogiendo las primeras especies de orquídeas que actualmente reposan en el Museo de Praga, hasta los tiempos contemporáneos donde se destacan los estudios de Dodson, Luer, Andreetta y Hirtz entre otros.


Y decimos 39 años, porque fue en 1.974 en que un visionario, el Padre Ángel Andretta, se reunió con una veintena de desinteresados amantes de la naturaleza, quienes fundaron la primera Asociación Ecuatoriana de Orquideología en la ciudad de Guayaquil, constituyéndose en la institución pionera de la conservación en nuestro país, anticipándose a los movimientos conservacionistas y ecologistas,  a la cual se unieron después de unos años las Asociaciones de Cuenca y  de Quito, y  otros grupos en diferentes ciudades del país como Piñas, Loja y Puyo, que desde entonces han trabajado conjuntamente  presentando y asistiendo a Exposiciones Nacionales e Internacionales, Conferencias, Talleres e innumerables eventos para difundir el conocimiento de nuestras orquídeas.
Proyectos como el Jardín Botánico de Guayaquil,  constituyen un fiel testimonio del esfuerzo realizado. Es un legado de nuestra Asociación a la comunidad, por la labor educativa cumplida con miles de estudiantes de todo el país que lo visitan, por la conservación y propagación de cientos de especies botánicas, muchas de ellas endémicas o nativas, amenazadas o en peligro de extinción.   


Esfuerzo que ha sido reconocido internacionalmente, por lo cual nuestras instituciones han recibido en muchas ocasiones Trofeos y Premios, pero sin duda el mayor de ellos, el que nos dieron en Singapur en Noviembre del 2.011 en que nos otorgaron la sede para realizar en Septiembre del 2017 la Conferencia Mundial de Orquídeas en la ciudad de Guayaquil, privilegio que solo dos países latinoamericanos lo han tenido anteriormente.


Capítulo aparte merece la importante obra realizada por la familia Portilla, que inició el profesionalismo de la Orquideología en el Ecuador y la venta de orquídeas a escala internacional y que según el Dr. Calaway Dodson, el científico que más ha estudiado las orquídeas del Ecuador, asegura la supervivencia de más de 2.000 especies que son reproducidas y propagadas en sus instalaciones de Gualaceo y que están a disposición de los orquideologos del mundo a través de una página web con más de 900 fotografías y de quienes asisten a unas sesenta exposiciones en decenas de países donde ellos están presente todos los años. Esto significa que mientras nuestros bosques desaparecen convirtiéndose en cultivos o pastizales, ECUAGENERA  juega el mayor rol en la conservación de nuestras orquídeas.

Es por eso que al nombrar a “ECUADOR, PAIS DE LAS ORQUIDEAS”, se ratifica lo que venimos proclamando, y que Uds. conocen,  Ecuador es el país con mayor número de especies de orquídeas reportadas en el mundo, que habitan desde los bosques secos tropicales de nuestra costa hasta los páramos andinos.


Por eso el 10 de Septiembre del año 2.004, el H. Consejo Provincial del Guayas eligió a una orquídea, el Epidendrum bracteolatum, como la Flor Emblemática de la Provincia del Guayas y unos años después el H. Consejo Provincial de Pichincha designa al Cyrtochilum macrantum como la Flor Provincial de Pichincha y el 3 de Noviembre pasado, la I. Municipalidad de Cuenca nombra al Oncidium excavatum como la Flor Emblemáticade esa ciudad. Ojalá podamos continuar este ejemplo nominando a otras orquídeas como Flores representativas de las demás provincias. Y que no solo sea con las orquídeas, sino también con las aves y los árboles, para destacar nuestra megadiversidad que abarca todos los confines de nuestra patria.


Reciban nuestras Autoridades Nacionales y en especial el Ministro de Turismo, Dr. Vinicio Alvarado Espinel, la felicitación y el agradecimiento de quienes integramos la familia orquidácea ecuatoriana, al mismo tiempo que invitamos a las nuevas generaciones a tomar la posta, a renovarse en contacto directo con la naturaleza, experimentando los dones naturales con que Dios bendijo a nuestro país, sin resignarse solo a ver documentales en la televisión.

 
Monumento a Flor Emblemática
Nota Luctuosa
Actividades 2015
El Lepidoptario del Jardín Botánico
Nuestra Asociación en la Mundial de Johanesburgo
Convenios Interinstitucionales
La Flor Emblemática de Guayaquil
La Feria del Guayaquil Octubre 8 al 12
Ecuador Travel: Orquídeas
Ecuador, País de Orquídeas
In Memorian Dr. Hugo Huerta de Nully
Resolución de Asamblea Enero 2013
Proyecto Jardines Verticales
Las Catleyas
Importancia de cultivar orquídeas

Orquídeas endémicas del Guayas

Listado Orquídeas nativas del Guayas
Orquídeas de la Provincia del Guayas
Lirios Acuáticos
Exhibición Ecosistema Amazónico
Nuestra Asociación
Labor Realizada
Inicio l Directorio l Artículos l Galería l Contactos